Cuándo empezar el tratamiento con acupuntura para mejorar la fertilidad

mejorar_fertilidad_acupuntura

A nuestra consulta acuden muchas parejas buscando un tratamiento complementario para mejorar la fertilidad. Pese a la información previa que solemos proporcionar, varias de ellas lo hacen “con el tiempo justo” antes de una fecundación in vitro o una inseminación artificial.

Cuando esto ocurre la eficacia del tratamiento se ve muy reducida.

Hoy queríamos hacer hincapié en la importancia de iniciar el tratamiento de acupuntura unos meses antes de meterse de lleno en los procedimientos de reproducción asistida y los ciclos de estimulación ovárica mediante fármacos.

¿Cuándo empezar con acupuntura para mejorar la fertilidad?

Lo ideal sería comenzar unos 3 meses antes o calcular el tiempo que abarcaría 3 – 4 ciclos menstruales de la mujer.

En el caso del hombre con alteraciones en la calidad del semen también se recomiendan, en principio, 3 meses de tratamiento, con seminogramas de control para ir evaluando la respuesta.

Esto, traducido en número de sesiones de acupuntura, puede equivaler a 10 – 12 sesiones. En ocasiones es aconsejable tratar a ambos miembros de la pareja.

Happy-family-father

¿Por qué es tan importante empezar al menos 3 meses antes?

Tengamos presente que, en la mayoría de los casos, existen alteraciones funcionales que llevan arrastrándose durante años. Los tratamientos que realizamos no son mágicos ni podemos hacer milagros. Acudir cuando ya se están administrando los medicamentos correspondientes para estimular los ovarios y se tiene fecha para el procedimiento no nos da apenas margen para actuar.

Además cada plan terapéutico es diferente, personalizado, elaborado exclusivamente para esa persona. Y no solo eso sino que se van efectuando variaciones según la fase del ciclo de la mujer y otra serie de parámetros que tenemos en cuenta. A menudo indicamos modificaciones en la alimentación o pautas que afectan a hábitos y estilo de vida. Nada de esto es posible llevarlo a cabo de manera satisfactoria en sólo 3 – 4 sesiones.

¿Qué pasa si ya voy «tarde»?

Eso no quiere decir que pocas sesiones no puedan proporcionar un efecto positivo – la naturaleza a veces nos sorprende – pero no es el planteamiento correcto ideal.

Se necesita tiempo para reajustar los desequilibrios hormonales o los trastornos fisiológicos y situar al organismo en las mejores condiciones posibles para afrontar el proceso de reproducción asistida con mayores probabilidades de éxito.

A veces el embarazo llega de manera inesperada antes del proceso de reproducción asistida.

Muchas veces no hay ningún “problema” objetivable pero el estado en el que viven estas parejas, de ansiedad, frustración y afectación emocional, derivado de la búsqueda infructuosa de gestación, es tan sumamente intenso que constituye por sí mismo un “bloqueo”, un impedimento para conseguir el embarazo.

De hecho, no es nada raro que personas que llevan un largo período de tiempo intentando tener un hijo de forma natural o asistida sin éxito, lo consigan una vez “tirada la toalla” o cuando se produce un cambio en sus prioridades vitales. Se relajan en este sentido y el deseo de procrear deja de ser una “obsesión” en sus vidas.

Esto también lo vemos con relativa frecuencia en consulta y nos produce una inmensa satisfacción y alegría: pacientes que se someten con tiempo a los tratamientos de acupuntura, se benefician de sus efectos a los diferentes niveles, su organismo responde, se relajan y se quedan embarazadas antes de empezar un proceso de reproducción asistida, ahorrándose el desgaste físico, psíquico y económico que estos suponen.

Estos tratamientos para mejorar la fertilidad son todo un reto.

No estamos hablando de tratamientos fáciles, en absoluto, el rango de éxito es ya de por sí estrecho y el tiempo de tratamiento de apoyo con acupuntura puede ser un factor determinante.

La incertidumbre y todas las circunstancias que rodean a los casos de infertilidad no son comparables a otro tipo de cuadros que abordamos. Somos plenamente conscientes de ello e intentamos hacer todo lo que esté en nuestras manos para facilitar a las parejas su recorrido por este largo camino plagado de obstáculos y contribuir a la consecución del ansiado objetivo.

Dra. Raquel Vélez Vázquez (colegiada nº 29/2909119)
Médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
Especialista en Acupuntura médica
Máster en Acupuntura Tradicional China y Moxibustión por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla)
Especialista en Acupuntura y Moxibustión por el Tercer Hospital de la Universidad de Ciencias Médicas de Beijing (República Popular China)