Fibromialgia (I). Visión global de la enfermedad.

fibromyalgia

La fibromialgia es una enfermedad crónica dolorosa, cuyas causas aún no están totalmente claras, padecida por el 4% de la población mundial independientemente del grupo étnico y el estrato socioeconómico.

En España hay más de un millón de afectados (3% de la población), en su mayoría mujeres (proporción 9 a 1 con respecto a los hombres) en edades comprendidas entre los 35 y los 55 años.

Su impacto es brutal a diferentes niveles: individual disminuyendo la calidad de vida del enfermo, familiar por la incomprensión que existe en torno a este tipo de cuadros, psicológico, laboral, sanitario, económico, etc.

La fibromialgia merma llamativamente la calidad de vida de quienes la padecen.

La fibromialgia merma llamativamente la calidad de vida de quienes la padecen.

Etiología

Aunque inicialmente se pensaba que el origen estaba en los tejidos periféricos, es decir, que se trataba de un trastorno de origen muscular, en realidad se ha descubierto que es un problema en el proceso de percepción del dolor, que tiene sus raíces en el sistema nervioso central.

Los estudios por imágenes han demostrado la disfunción neural central en pacientes con fibromialgia, además de alteración de la regulación del estrés por la vía del eje hipotalámico – hipofisario – adrenal y el sistema nervioso autónomo. Muchas de estas anormalidades son similares a aquellas presentes en el síndrome del colon irritable y el síndrome de la fatiga crónica.

RMN funcional cerebral paciente sano vs enfermo de fibromialgia

RMN funcional cerebral: paciente sano vs enfermo de fibromialgia

Clínica

La fibromialgia es una enfermedad crónica caracterizada por dolor generalizado en músculos, tendones, ligamentos, huesos y articulaciones de todo el cuerpo, sin lesión orgánica aparente y que suele acompañarse de otros síntomas como fatiga extrema, rigidez matutina, insomnio y alteraciones del sueño, calambres en las extremidades, hormigueos, depresión, ansiedad, sensación de hinchazón y tumefacción principalmente en las extremidades, falta de concentración, “lentitud” o “embotamiento” mental y problemas de memoria, mareos, cefaleas, dolor de la articulación temporomandibular, trastornos digestivos, síndrome de colon irritable, síntomas alérgicos, etc.

El dolor puede ser especialmente intenso en la región cervical, lumbar, rodillas, codos y glúteos. Su intensidad es variable según el día y a lo largo del mismo, y puede cambiar de lugar, llegando a ser más severo en aquellas partes del cuerpo que se usan más (cuello, hombros, caderas y pies). A menudo el dolor interfiere con las actividades de la vida cotidiana disminuyendo de manera muy notable la calidad de vida de estos pacientes.

Fibromialgia3

El dolor generalizado impide al paciente realizar actividades cotidianas y merma su calidad de vida

La clínica empeora con los cambios climáticos bruscos, ambientes fríos y húmedos, inactividad o exceso de ejercicio, estrés mental y físico, emociones negativas, sueño no reparador y factores hormonales (menopausia), y mejora con el calor, tiempo seco, actividad física moderada, relajación, descanso y sueño de buena calidad.

Los síntomas se potencian entre sí estableciendo un círculo vicioso. El dolor produce contractura muscular e impide dormir bien, esto aumenta el cansacio, que a su vez, incrementa el dolor y la contractura muscular se cronifica. La ansiedad y la depresión empeoran con la falta de sueño y el cansancio, y a la inversa, y los síntomas dolorosos se agravan por el cansancio y la depresión.

Se suele tardar unos 5 años en diagnosticar y su evolución es “benigna” ya que no produce lesiones degenerativas definitivas ni invalidez, sin embargo las consecuencias en la calidad de vida de estos enfermos son muy importantes.

Fibromialgia2

Es frecuente sentir que brazos y piernas pesan “como si estuvieran dentro de bloques de cemento”

Diagnóstico

El diagnóstico es fundamentalmente clínico: dolor generalizado y continuo de más de 3 meses de duración en al menos 3 zonas anatómicas distintas, junto con dolor a la palpación en al menos 11 de los 18 puntos “gatillo”, e inexistencia de otra enfermedad que justifique el cuadro clínico. El dolor generalmente va acompañado de fatiga, trastornos del sueño y pueden encontrarse cualquiera de los síntomas que ya mencionamos en el apartado anterior.

Fibromialgia4

Puntos sensibles en fibromialgia

Los resultados de las analíticas y pruebas complementarias habituales suelen ser normales aunque es preciso realizarlas para descartar otras enfermedades, sobre todo reumáticas, que poseen síntomas similares y requieren otros tratamientos.

 

Dra. Raquel Vélez Vázquez (colegiado nº 29/2909119)
Médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
Especialista en Acupuntura Médica
Máster en Acupuntura Tradicional China y Moxibustión por la Univ. Pablo de Olavide (Sevilla)
Especialista en Acupuntura y Moxibustión por el Tercer Hospital de la Universidad de Ciencias Médicas de Beijing (República Popular China)