¿Estás motivado ahora? ¡actúa ya!


Ha llegado septiembre, ¿estás motivado para realizar algún cambio?

Nos encontramos justo en el segundo momento del año en el que más personas se plantean retomar o comenzar nuevos proyectos y mejorar su estilo de vida incorporando hábitos más saludables: practicar algún tipo de ejercicio físico, alimentarse mejor, dejar el tabaco, el alcohol, el café, aprender herramientas para manejar el estrés cotidiano, dedicar más tiempo a sí mismos, a estar con la familia, cultivar aficiones que les hacen felices, alejarse de gente tóxica, organizar mejor sus tareas, gestionar mejor sus emociones, ser más asertivos… un sinfín de propósitos.

Es un mes de decisiones y motivación, pero la motivación hay que agarrarla en el momento en que aparece y aprovecharla para pasar a la acción porque no dura para siempre. Es la chispa que te pone en marcha pero si cuando la sientes no te levantas y actúas, se irá poco después y no habrá servido para nada.

 

Tú estás motivado, ¿qué pasa con los demás?

Aquellos que aceptan el reto, tienen un objetivo claro, toman decisiones y las llevan a cabo, por ejemplo en el tema de llevar una vida más sana, empiezan a ver los resultados y a sentirse tan bien que, a menudo, se embarcan en una cruzada para conseguir que la gente que les rodea y a la que aprecian sigan el mismo camino. Lo hacemos con toda la buena intención del mundo. Vemos todo lo positivo que estamos recibiendo, cómo cambia nuestra vida para bien y queremos compartirlo con los demás, ¿verdad?

Imagen tomada de https://unsplash.com/

Foto de Federica Diliberto: https://unsplash.com/@federyka

Pero sería bueno pararnos a reflexionar sobre algo: si una persona no está preparada para realizar ese cambio o dar ese paso, si no es “su momento”, por mucho que le digas no vas a lograr que te preste atención, ni mucho menos que tus palabras la pongan en movimiento. Es más, la insistencia generará rechazo y puede ser hasta contraproducente. Puede que intenten “boicotearte”, no se lo permitas.

Ten claro que lo mejor que puedes hacer es “predicar con el ejemplo”. Quienes te rodean, sin duda, verán el cambio que se ha producido en ti. Notarán que te ves mejor, que pareces más feliz, que estás más contento, más satisfecho contigo mismo, que afrontas la vida de manera diferente y la curiosidad puede pulsar en ellos ese “clic” que los empuje a moverse para alcanzar un estado parecido al tuyo.

Mientras tanto puedes aportar información en pequeñas dosis ¡sin resultar pesado! (salvo en casos en los que su salud lo exija de forma urgente) enfocada y adaptada a las inquietudes, necesidades, objetivos de cada uno, y si en algún momento muestran interés y te preguntan, ¡ahí expláyate! Cuenta tu experiencia, lo que has aprendido y todo lo que consideres que puede serle útil. Ofrécete a ayudarlos si quieres, pero no olvides que lo que a ti te ha funcionado no tiene por qué funcionarle al otro. Las razones y los objetivos tampoco han de ser los mismos. Por ejemplo, el objetivo de comer más saludable puede deberse a que la persona ha empezado a preocuparse por su salud a raíz de un problema médico o porque quiere adelgazar para sentirse mejor consigo misma.

La tan nombrada y deseada motivación, y sobre todo el paso real a la acción, parte de nuestro interior. Es el resultado de un proceso interno que cada persona experimenta en una etapa distinta y no todas llegan a él. Requiere un objetivo claro, un fuerte compromiso con uno mismo, la convicción de que somos responsables de buena parte de lo que nos sucede y la firme determinación de tomar las riendas de nuestra vida.

No te frustres ni te sientas culpable si los demás no siguen tu ejemplo. Es imposible que te cuides por ellos.

 

Especialmente dedicado a pacientes de los que nos sentimos muy orgullosos, que están realizando importantes cambios pero no logran que su familia les siga 😉

Y, claro, para todo aquel que se sienta identificado…

 

Dra. Raquel Vélez Vázquez (colegiado nº 29/2909119)
Médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
Especialista en Acupuntura Médica y Medicina Tradicional China
Máster en Acupuntura Tradicional China y Moxibustión por la Univ. Pablo de Olavide (Sevilla)
Especialista en Acupuntura y Moxibustión por el Tercer Hospital de la Universidad de Ciencias Médicas de Beijing (China)